miércoles, 28 de octubre de 2015

Juegos para beber: el 21


El 21 es un juego para beber que se juega normalmente con personas sentadas en círculo. Este juego es conocido en diferentes países, aunque con pequeñas variantes según el lugar.

El juego comienza con un jugador que escoge la dirección del juego diciendo a la derecha o a la izquierda.


Entre todos los jugadores se debe contar hasta 21. Para hacer esto, el jugador que ha escogido el sentido tendrá que decir uno o dos números empezando por el primero. En el sentido elegido, cada uno a su vez, los jugadores tendrán que decir uno o dos números siguiendo la progresión hasta 21. Por ejemplo: si el primer jugador dice uno dos, el siguiente jugador puede escoger entre decir tres o tres cuatro. Así se continúa sucesivamente hasta que un jugador dice el número 21.


El jugador que dice 21 deberá terminarse la bebida e imponer una norma en algún número. Es decir, se tendrá que inventar algo que se tendrá que hacer (o que no se puede hacer) cada vez que se diga un número en concreto. Este mismo jugador puede entonces continuar el juego eligiendo el sentido (derecha o izquierda) para volver a empezar la cuenta. Cada vez que se finaliza una ronda, una nueva norma es impuesta que se añade a las ya existentes. De este modo, cada vez hay más normas vigentes que hay que recordar.


La primera vez que se juega siempre hay una norma a la que se añadirán las demás durante el juego: el número 10 y el 11 no se pueden decir juntos. Por ejemplo: si un jugador ha dicho nuevo, el siguiente no puede decir diez once y deberá decir sólo diez.



Cada vez que un jugador se equivoca o incumple alguna norma deberá beber y el siguiente jugador continuará el juego a partir de lo que ha dicho el último jugador que no se ha equivocado.






Algunas normas típicas que se pueden inventar son, por ejemplo:

En vez de decir tres, se debe dar palmas tres veces y hacer un trago.

En el número 15 beberán todos aquellos nacidos en Pallejà.

Las dos personas sentadas al lado de lo que diga nuevo deben hacer un trago.

En el número 12 beberán aquellos que tengan el DNI par.



La persona que diga dieciséis deberá cambiarse el lugar con el que él quiera después de acabarse la bebida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.