viernes, 20 de enero de 2017

El origen del “choker”

 

El famoso “Choker”, “ahorcadores”, “collares de perro” o igualmente conocido como gargantillas se encuentran dentro de la historia de la moda desde los 1700 hasta la actualidad, ha tenido mejores décadas que otras, pero en todas ha resaltado como un accesorio femenino siendo un completo importante. Se ha logrado destacar en las diversas culturas alrededor del mundo por épocas o de manera simultánea.
Durante la revolución francesa a finales de los años 1700 comenzó a utilizarse como un símbolo político. Las mujeres francesas adornaban sus cuellos con cintas de color rojo para simbolizar la muerte por ser decapitado, estas homenajeaban a todas aquellas personas que murieron en la guillotina.
A mediados de los años 1800  específicamente en 1860 era un símbolo para identificar a las prostitutas, una cinta de color negro alrededor del cuello daba a conocer un estatus dentro de la sociedad francesa. Una representación gráfica de esto es el cuadro “Olympia” elaborado por el francés Manet, en el cual pinto a una prostituta con un choker color negro.
Una década después comenzó a ser muy utilizado entre las bailarinas y las mujeres modernas, pasó de ser un símbolo representativo de una causa y de un “uniforme” a una tendencia adoptada por las mujeres.
A finales de 1800 comenzó a ser popular entre los monarcas, se le atribuye a Alexandra Princesa de Gales haber sido su precursora, esta tenía una cicatriz en su cuello y para cubrirlo utilizaba “choker” de perlas o terciopelo. Ella fue una influencia para comenzar con la expansión de esta tendencia en el mundo, se dice que sus estilos y maneras de vestir a su vez se vieron  influenciadas por la cultura india. Pasaron nuevamente los “choker” a identificar a un estatus social, pero esta vez en Inglaterra, donde era utilizado por la realeza.
En 1940 se les dio el nombre de “collar de perro” y era una tendencia para todas las mujeres. Nuevamente fue dejado en el olvido y reapareció en la década de los 90’s de manera diferente, comenzaron a utilizarse los “choker tattoo” que se asemejaban a un tatuaje, y comúnmente se identificaban a las personas que lo utilizaban como “góticas”.
Fue el accesorio más usado en los 90’s, en la actualidad han vuelto, son perfectos para combinar con jeans, crop tops incluso vestidos de fiesta. La historia siempre se repite, y cuando se trata de la historia de la moda incluso más. Este “collar de perro” se encuentra próximo a lograr el estatus de “clásico de la moda”, es un accesorio sencillo que da un aspecto diferente, es económico, representa varios estilos, en especial el ser minimalista, es muy versátil y puede variar dependiendo del estilo que se quiere lograr, se adapta a todas las mujeres, estos son los aspectos que lo han convertido en una tendencia en los diferentes siglos.
Uno de los primeros en promover nuevamente este destacado accesorio fue el famoso diseñador Jean Paul Gautier, el cual quiso traer de vuelta esta tendencia, reviviéndola, con ella logro complementar perfectamente sus diseños de la semana de la moda en Francia, a principios de enero del 2016. quien diría que tendría tanto éxito. Jean Paul Gautier, se arriesgó con este accesorio por ser considerado ya como pasado de moda, pero el impacto que tuvo en sus diseños, logro llevarlo al próximo nivel y a una nueva era donde está logrando reinar los “collares de perro” y pasar a convertirse en el más grande “clásico” de los accesorios.
Se diferencia de otros collarines porque logran ser ajustables, parecen ser una simple cinta alrededor del cuello, pero tiene una increíble transcendencia histórica en la moda y en el mundo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.